7 errores al cepillarte los dientes - Salud Bucal

Publicado
02/01/2016

Los odontólogos solemos toparnos con padecimientos muy comunes y lo cierto es que muchos de ellos son causados por errores recurrentes de la gente al cepillarse. La odontóloga Cynthia Eubanks, de Everest College, enumeró los 7 más frecuentes. - Texto: Juan José Aguilar.

 

Error 1: Cepillarte los dientes solo una vez al día. En solo 24 horas millones de bacterias pueden reproducirse en tu boca y una cantidad significativa de placa puede formarse sobre tus dientes. Para prevenirlo, muchos dentistas recomiendan cepillarse después de cada comida. Como mínimo, deberías cepillarte dos veces al día: después del desayuno y antes de ir a dormir.


Error 2: Cepillarte con mucha frecuencia. Si cepillarse tres veces al día es bueno, entonces cuatro, cinco o más veces debe ser mejor, ¿no? ¡Error! Cepillarse demasiado puede desgastar y debilitar el esmalte y lastimar las encías, lo que puede provocar infecciones e inflamación. Con tres cepillados diarios tendrás suficiente para mantener saludable tu sonrisa; puedes optar por enjuagarte la boca en otros momentos del día, eso será suficiente.


Error 3: Cepillar tus dientes en un ángulo de 90°. En los adultos, la mayoría de los problemas dentales no se originan en los dientes, sino en donde comienzan las encías. Esta posición del cepillo lastima las encías e introduce bacterias en su interior. Para lograr una verdadera limpieza, inclina tu cepillo en un ángulo de 45°, esto te librará de muchas visitas al dentista.

Error 4: Cepillar en línea horizontal. Cepillar los dientes no debería ser como aserrar madera. Con el tiempo, este movimiento de un lado a otro puede hacer hendiduras en el esmalte, dejando a los dientes ásperos y sin brillo. Cepilla los dientes frontales superiores de arriba hacia abajo (con un ángulo de 45°) y los inferiores de abajo hacia arriba. Las muelas con movimientos circulares.


Error 5: Cepillar con demasiada fuerza. Es cepillado de dientes, no lijado de dientes. Ser muy rudo con el cepillo puede dañar permanentemente el esmalte y lastimar las encías.


Sé gentil. No intentes compensar el tiempo que debes dedicar el cepillado con una “pasada” rápida pero agresiva. Mientras te preparas para salir a trabajar o para ir a dormir puedes poner música, el tiempo que debe durar el cepillado es más o menos lo de una canción.


Error 6: Usar un cepillo de cerdas duras. De nuevo, para aquellos que piensan que “más fuerte es mejor”, un cepillo de cerdas muy rígidas puede hacer más daño que beneficio. Prefiere un cepillo de cerdas suaves, incluso estos pueden remover tantos restos de comida y placa como los otros sin perjuicio para tus dientes y encías.


Error 7: Pasar el hilo dental después del cepillado. El hilo dental es muy importante para remover las partículas que el cepillo no puede, pero si lo usas después de cepillarte, solo obtienes parte de sus beneficios. Usa el hilo dental antes de cepillarte, de esta forma más áreas de la dentadura pueden beneficiarse de los ingredientes de la pasta dental y eliminarás eficazmente todos los residuos de alimentos.