Origenes del anillo de compromiso

Publicado
26/05/2011 por

La costumbre de entregar un anillo de compromiso no la inventé yo, ni el papa, ni tú, eso surge en los tiempos romanos, el entregar aros de hierro a las novias con el fin de asegurar el contrato matrimonial con las respectivas doncellas se fue asiendo cada vez más y más popular, a tal punto que la costumbre aún sigue vigente, aunque no lo creas. Y con el propósito mismo de hacer dicho aro cada vez más estrambótico es que se la agrega una piedra preciosa que en este caso es el diamante… Bueno como les dije en uno de los anteriores posts, aquí eh resumido muchas de las versiones que circulan acerca de los anillos de compromiso, y aquí les tengo otra versión… También se dice que esta tradición nace en Egipto, donde los novios hacían una promesa de amor a las jóvenes dándoles una anillo de oro que en ese entonces eran simples monedas y que decían debían llevarse en el dedo anular pues por hay pasaba una vena, la “vena amoris” que la creencia dice que llega hasta el corazón. Ya un tiempito más tarde, se cuenta que los primeros anillos de compromiso, propiamente dichos, se remontan al siglo II, con anillos que llevan inscritos en los mimos el compromiso de matrimonio que eran firmadas en presencia del Emperador. Ya en el siglo VI se habla de un anillo de matrimonio con la célebre y muy conocida cita que dice así… “El esposo entrega este anillo a la esposa, como signo de fidelidad mutua y más aún, para unir sus corazones a esta promesa…” Poco a poco el uso del diamante se popularizó, se piensa que debe ser reflejo de la solidez y brillo incomparable. Que romántico suena esto, por Dios… Bueno seguimos. Los temas de los diamantes no quedan ahí, los lindo y tiernos cupidos también tiene algo que ver, se dice que las puntas de las flechas que lanzan a las parejitas son de diamantes, lo que les daba cierto toque o magia especial. El resto de la historia de seguro ya la conocen, bueno si no, tampoco es muy interesante como las antiguas tradiciones y costumbres del mundo en sus dos latitudes… La parte romántica ya se las conté, ahora a suspirar… http://www.anillos.me Artículos : gratis en http://www.yugler.com